LA CONCEPCIÓN DE LO HUMANO PARA SKINNER, FREUD Y BARÓ

noviembre 16, 2006 at 1:13 am 5 comentarios

A lo largo de la historia todas las corrientes filosóficas y en general del conocimiento en sus diferentes áreas se han preocupado sobre lo humano. En la rama de la psicología, este cuestionamiento es básico para el desarrollo de esta ciencia o disciplina, según la perspectiva de la cual sea analizada. Tres grandes autores y así, tres grandes escuelas de la psicología, han marcado pautas para el estudio de la psiquis y del comportamiento del ser humano, estos son Skinner desde la perspectiva del conductismo radical, Freud desde la concepción psicoanalítica y Martín Baró desde una mirada critica. El tema de lo humano abarca no solo al ser humano como tal, sino también el ambiente en el que se desenvuelve y todo el conjunto de acciones que influencian de forma directa o indirecta el actuar y la vida del hombre. Entendido como el fin ultimo de la realización humana, la felicidad se vuelve un punto muy importante en relación a lo que tiene que ver con el ser humano, y llevándolo al plano nacional, surge un interrogante que relaciona lo que es el ser humano y su concepción de la vida, del ambiente, de las demás personas y de su situación como actor en el mundo. En nuestro país, atravesamos por una problemática de índole social, política, cultural y económica entre otros factores que hacen pensar que las personas que habitamos en Colombia somos infelices, sin embargo, a partir de estudios realizados por HAPPY PLANET INDEX, Colombia es el segundo país mas feliz del mundo. Por lo tanto, cabe preguntarse , ¿Por qué siendo Colombia un país con una problemática económica, social y política tan conflictiva, se considera el segundo país más alegre del mundo? Esta es la pregunta de indagación a partir de la cual se reaccionarán las posturas de las diferentes escuelas de la psicología, con el fin de realizar un acercamiento a una posible respuesta a partir de lo referente a la concepción y a la constitución de lo humano. 

Así pues, desde la concepción Skinneriana, y como fondo el conductismo radical, el ser humano es concebido principalmente como un organismo netamente biológico cuya conducta está determinada por el ambiente y por las contingencias que este aplica no solo sobre el hombre, sino también sobre todos los demás organismos.El conductismo estudia al ser humano a partir de su conducta, entendida esta como, todo el conjunto de acciones que realiza un organismo, la cual tiene influencias tanto filogenéticos, es decir, las que modelan la conducta a lo largo de la vida del organismo, como ontogenéticas, es decir, aquellas que vienen incluidas en su genotipo y que ha adquirido el organismo por la evolución de su especie. Sin embargo, el concepto de conducta se refiere a una acción dentro del contexto en que se encuentra, es decir, para el conductismo su interés no se centra en como biológicamente el organismo camina, sino si camina rápidamente para huir de un ladrón, o si esta practicando un deporte, o si camina par ir a su trabajo, etc. El ser humano para Skinner es considerado como  un organismo operante que interactúa constantemente con los objetos del ambiente, es un sujeto activo cuya conducta ocurre en función del ambiente que lo determina.  

Así, la conducta humana para Skinner esta determinada por el ambiente, ya que este es un conjunto, un sistema de condiciones externas al organismo  como tal que incluye a la naturaleza, a los demás organismos y a las relaciones existentes entre estos. Las contingencias por su parte, se refieren a relaciones de control que ejerce el ambiente sobre los organismos y al mismo tiempo los organismos entre sí. Hay contingencias de tipo filo y ontogenético, así como contingencias múltiples, naturales, culturales, de supervivencia, de refuerzo, y muchas otras más. Las contingencias moldean la conducta de acuerdo a la interacción del individuo con el ambiente, así mismo, como entre organismos modificamos la conducta de los demás para nuestro beneficio y los demás lo hacen con nosotros.Por esto, el hombre para Skinner no es libre, está atado o sujeto al ambiente y por ende es predecible y controlable, aunque en ciertas ocasiones sea muy difícil hacerlo, ya que muchas contingencias pueden actuar al mismo tiempo sobre una misma conducta y se puede tornar muy complejo el predecir la forma en la que el organismo responda a dichas contingencias. 

En relación a la pregunta de indagación, se puede proponer desde  el planteamiento Skinneriano una posible respuesta, partiendo de que tenemos una historia filogenética de hombres fuerte y resistentes a condiciones adversas, y que por la influencia de contingencias ontogenéticas culturales, nos hemos formado como un país emprendedor y que lucha constantemente contra las situaciones adversas, o también que conductas de castigo o aversivos, se han transformado en conductas reforzantes para otras conductas que impulsen a los colombianos a salir de la condición en la que se encuentran. Además, sea  filogenéticamente o culturalmente, los colombianos solemos aprovechar al máximo los buenos momento y la oportunidades, y solemos ver el lado amable y gracioso incluso a las peores situaciones.A esto se le puede sumar como dice Skinner en su texto Mas allá de la Libertad y la dignidad humana, que “el autocontrol o el auto manejo es una clave especial de resolución de problemas”[1], ya sean estos internos o externos, ya que lo individual en el ser humano se proyecta inevitablemente a lo social. Así, el autocontrol skinneriano se podría contextualizar en este caso como una evasión a eventos que le pueden resultar perjudiciales o que simplemente pueden representar dolor para el organismo. Este,  aunque no sea una salida definitiva ni una resolución a las problemáticas colombianas, si puede explicar la conducta de la felicidad como forma para controlar otras conductas aversivas que pueden presentar los colombianos como reacción a estímulos, contingencias y aversivos que el ambiente le esta dando constantemente. 

En contraposición a la concepción Skinneriana, se encuentra la escuela psicoanalítica constituida por Freud, la cual se diferencia del conductismo radical en que mientras este reconoce al ser humano como un organismo biológico, el psicoanálisis agrega componentes psíquicos y conceptos como el inconsciente, que aunque no desconocen la importancia de lo biológico en la idea de lo humano, ponen en igual importancia el desarrollo cultural, sexual y de lo simbólico en la persona.Según Freud los seres humanos buscamos constantemente y a lo largo de nuestra vida suplir nuestras pulsiones, cumplir nuestros deseos y alcanzar el placer a toda costa. Esto es conocido como el principio de placer, es decir, la búsqueda de todo aquello que represente el placer, y por el contrario evadir el dolor y el sufrimiento a toda costa. Sin embargo, si todos los seres humanos lleváramos a cabo todos nuestros deseos e intentáramos alcanzar el placer sin límites, las relaciones humanas estarían en una constante crisis, (mayor a la que atraviesan actualmente), pues cada uno expresaría y realizaría todo aquello hacia lo cual tendieran sus pulsiones. Es por esto, que Freud plantea otro principio básico; el principio de realidad, aquel por el cual el deseo y el placer se subordinan a la vida en comunidad. De acuerdo con Freud, el principio de realidad surge y está en constante interacción con la cultura, la cual estable reglas y normas del comportamiento que regulan a los seres humanos, y que a partir de esto permite que se de cierta “armonía” y que en sí, se de “LO HUMANO”. 

Sin Embargo, también plantea este autor que la subordinación del principio del placer al principio de realidad se lleva a cabo a través de un proceso psíquico denominado sublimación, en el que los deseos insatisfechos reconvierten su energía en algo útil o productivo, así, el hombre reemplaza ciertas actividades le representan cierta una carga negativa o que sean considerados como prohibidos por la sociedad, por otras que le representen placer o que sean socialmente aceptadas, es decir, subliman sus represiones, no solo sexuales sino también de otros tipos, como ocurre en el caso de alguien que asiste todos los fines de semana a una fiesta con el fin de sublimar las presiones de académicas o laborales que adquirió o que tuvo durante la semana, o alguien que tiene una ansiedad muy grande la sublima consumiendo SPA, o un hombre casado que no tiene una vida sexual activa con su pareja, sublima sus pulsiones con el trabajo en exceso, o con el alcohol, entre muchos otros casos.El creador del Psicoanálisis, dice que la sublimación no permite eliminarlos el deseo, es decir, no quiere decir que el deseo que la persona trata de sublimar desaparezca por completo, sino que la pulsión se transluce de un deseo a otro. Sin embargo, cuando un deseo queda reprimido, este se expresa inconscientemente en los sueños, en lapsus o actos fallidos y en bromas.Teniendo en cuenta lo anterior, es posible hacer un análisis sobre lo que el psicoanálisis podría afirmar y a portar al respecto de el por qué los seres humanos buscamos como fin último la felicidad, además de dar alguna ruta para responder a nuestra pregunta de indagación; ¿Por qué siendo Colombia un país con una problemática política, social y económica tan complicada, es considerado como el segundo país más feliz del mundo?Desde la visión de esta escuela, la búsqueda constante del hombre, no es de la felicidad como se suele pensar, sino como se planteó anteriormente del placer y la evitación del dolor, ya que “El plan de la “creación” no incluye el propósito de que el hombre sea “feliz. Lo que en el sentido más estricto se llama felicidad, surge de la satisfacción, casi siempre instantánea de necesidades acumuladas que han alcanzado elevada tensión, y de acuerdo con esta índole, solo puede darse como fenómeno episódico”[2]. A partir de lo anterior, se podría decir que el hombre busca siempre su “felicidad” como fin último debido al principio de placer, a su condición innata por buscar y tratar de alcanzar el placer. Así, se supone que el placer de la realización del deseo produce lo que comúnmente se conoce como “felicidad”.  

Se puede plantear una hipótesis principal que consiste en entender el humor de los colombianos como una forma de sublimar deseos reprimidos, precisamente por una situación tan problemática y conflictiva como la que ocurre en nuestro país, una crisis económica, política y social.
Es muy difícil referirse a la felicidad que una persona pueda tener en estas condiciones y es así como se vuelve a caer en el mismo problema del significado de felicidad, pero teniendo en cuenta la felicidad entendida desde la concepción psicoanalítica como realización en cierta medida de sus placeres, posiblemente se podría decir que nadie se sentirá “feliz”consigo mismo, con los demás o con su entorno mientras no pueda suplir sus necesidades básicas, refiriéndose específicamente a aquellos que viven en la pobreza absoluta, y que por ende no podrán llevar a cabo aquello que les produzca placer, así como tampoco podrá ser “feliz” quien este en medio de un conflicto armado, esto para poner solo algunos ejemplos.
Así, desde un análisis a aquello que podría plantear el psicoanálisis, se puede relacionar la “felicidad” de los colombianos, mejor con un buen sentido del humor, mas no con la felicidad como tal, entendiendo este humor como una sublimación de sus deseos reprimidos o de cierto sufrimiento.También se puede plantear desde una perspectiva psicoanalítica, que por el principio de placer, no solo los colombianos, sino cualquier otro ser humano, busca incansablemente el placer y la”felicidad”,ya que a pesar de que “El designio de ser felices que nos impone el principio del placer es irrealizable, más no por ello se debe –ni se puede- abandonar los esfuerzos por acercarse de cualquier modo a su realización”[3],tratando de evadir el sufrimiento, y así, el buen humor, el carisma y la actitud en general de un colombiano puede ser un mecanismo para alcanzar dicho placer, tratando de hacer a un lado los problemas que comúnmente tiene. Atravesado por el principio de realidad, y por ende por la influencia de la cultura, el colombiano se ve moldeado de cierta manera por un conjunto de costumbres y tradiciones que se pueden considerar prácticamente un arquetipo colombiano, el de ser personas alegres, perseverantes, fuertes, trabajadores, entre otros, lo cual le puede brindar herramientas importantes para solucionar sus problemas y buscar oportunidades que le brinden satisfacción en diferentes aspectos de su vida, es decir, nuevamente ajustarse al principio de placer, aunque mediado por su principio de realidad.Desde el enfoque psicoanalítico Freudiano, la felicidad es uno de los objetivos principales para cualquier ser humano, pues confluye en alcanzarla la realización del principio de placer. Sin embargo, al estar el ser humano influenciado drásticamente por el principio de realidad, se puede entender su buen sentido del humor, su alegría y su “chispa” desde una sublimación a sus deseos reprimidos y al sufrimiento que en determinados momentos puede tener.A diferencia de Freud y Skinner, Ignacio Martín Baró, tiene una mirada enfocada hacia la critica de la condición humana, su enfoque esta inclinado mucho mas a la parte social, aunque reconoce la importancia del contexto histórico y cultural que también son importante en la concepción, tanto psiconoalítica, como conductista, al desarrollar la temática humana. A diferencia de Skinner, Baró “reconoce que las necesidades históricamente concretas de las personas no son simples datos biológicos (“naturales”), si no también fenómenos sociales”[4], así Baró no solo reconoce las necesidades primarias, si no también las secundarias, menos biológicas y mas específicamente humanas, que lo conducen a una concesión de lo humano política e histórica.  

Los seres humanos viven en una constante búsqueda de cumplir metas trazadas,  objetivos que se encuentran ligados a las creencias religiosas y a la cultura, ataduras de la humanidad que influencian a las personas sobre lo que deben decir, hacer, pensar y sentir. Se encuentran en una búsqueda de la felicidad, evitando los aspectos negativos de aquella realidad Colombiana que vive una problemática social y política tan conflictiva, a partir de la socialización, un proceso por el cual el ser humano  llega a ser persona históricamente, por medio de la relación individuo – sociedad, el individuo se construye, se denomina y se determina. Por lo tanto Ignacio Martín Baró ve al individuo como un ser social, lo que quiere decir que para él Colombia no seria un país feliz, dado a que la mayoría de los colombianos sufren gracias a la guerra y a las crisis sociopolíticas, dicha situación se vera reflejada en la sociedad en general. 

Los Colombianos viven “indolentes y explotados”, dado a que buscan una justificación por medio de las religiones, y no valoran lo tienen,  siempre creen que merecen más, por lo tanto nunca se encuentran satisfechos y creen que sus necesidades no se encuentran totalmente priorizadas, las cuales juegan un papel muy importante en la socialización política, la cual es fundamental en la concepción de Baró sobre lo humano, y define el autor como “un proceso dialéctico a través del cual el individuo llega a ser históricamente concreto, mediante la configuración de sus necesidades, valores y esquemas de acción”[5]. Por lo tanto la satisfacción de sus necesidades humanas ya no es simplemente un asunto privado, personal o individual, si no que hacen parte esencial de toda actividad política.  

Para Ignacio Martín Baró, los individuos de la  sociedad Colombiana, no podrían ser felices si se entiende la felicidad como un estado pleno y constante, dado a que la sociedad es la que se encuentra en crisis, y los individuos hacen parte de esta y la conforman, solo se podrían tener momentos felices pero no ser felices realmente. La guerra esta arrojando numerosas crisis y trastornos no solamente sociales, si no también individuales o personales. La guerra que se vive en Colombia genera problemas masivos como el desempleo, el hambre,  el desplazamiento de miles de personas y aniquilación de poblaciones, entre otros, lo que genera una crisis en la salud mental, esta entendida como la “ausencia de trastornos psíquicos y después como un buen funcionamiento del organismo humano. Desde esta perspectiva, la salud mental constituiría  una “característica individual atribuible en principio a aquellas personas que no muestren alteraciones significativas de su pensar, sentir o actuar en los procesos de adaptarse a su medio” [6].  En Colombia las personas y la sociedad como tal se encuentra afectada, así, no puede llegar a encontrar sus metas propuestas, no puede construir unos valores claros y fuertes y  no puede tener una buena adaptación a su medio. Por lo tanto creemos que cabe preguntarse ¿Colombia es en realidad un país feliz?, lo colombianos con todas esas crisis que se presentan tanto económicas, políticas, sociales y culturales ¿en realidad, los seres humanos que la componen si viven feliz? 

 

A partir de estas tres escuelas de la psicología y de tres reconocidos autores que representan el pensamiento de cada una de estas, nos podemos acercar a una concepción ecléctica que recoge lo mejor del pensamiento sobre lo humano de cada una de ellas, con el fin de tener una mirada más amplia, un mayor conocimiento como base para la resolución de la pregunta de indagación y una posición critica desde argumentos fundamentados que nos permitan continuar en la construcción de nuestro propio concepto de lo humano y de la posible solución al comprender la  “paradójica felicidad colombiana”.


 


[1] Skinner, B.F. Más allá de la libertad y la dignidad; un profundo estudio del hombre y la sociedad. Capitulo 9. Pág. 241.

[2] Freud, Sigmund. El malestar en la cultura.1930. Pág. 3025

[3] Freud, Sigmund. El malestar en la cultura.1930. Pág. 3029

[4] Baró, Ignacio Martín. Articulo socialización política: dos temas críticos. Boletín de psicología, 1986. Vol. V. N° 19,5-20. UCA, San Salvador, el Salvador. Págs. 9 – 10

[5] Baró, Ignacio Martín. Articulo socialización política: dos temas críticos. Boletín de psicología, 1986. Vol. V. N° 19,5-20. UCA, San Salvador, el Salvador. Pág. 5

[6] Baró, Ignacio Martín. Guerra y salud mental. Pag.24

About these ads

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

CONCEPCION DE LO HUMANO PARA IGNACIO MARTIN BARÓ LA CONCEPCIÓN DE LO HUMANO PARA GERGEN

5 comentarios Add your own

  • 1. mariajosevohé  |  noviembre 19, 2006 en 10:55 pm

    Colombia: el primer país feliz, en su época!!

    Freud: ¿es un ÍCONO vigente, es un acontemporáneo o fue un pensador de la sospecha?

  • 2. The x Files - LOS EXPEDIENTES SECRETOS X  |  julio 9, 2008 en 11:56 am

    muy bueno muchas gracias :D me ha servido para hacer mi tarea te lo agradezco
    un beso
    saludos ;)

  • 3. Paula Contreras  |  julio 12, 2008 en 5:53 pm

    El primer comentario creo que hay que dejarlo a criterio personal.. Frud para mí fue un gran pensador que sigue siendo vigente en muchos aspectos.. sin embargo creo que depede del criterio de cada uno..

    Respecto al segundo comment, me alegra que esta página te haya sido útil…

  • 4. ANONIMA  |  agosto 15, 2008 en 9:18 pm

    me parece muy interesante….en el mundo existen muchas paradojas y esta es una de las muchas en nuestro contexto colombiano.

    gracias este texto fue de gran utilidad para mi catedra de psicologia general..!

  • 5. Paula Contreras  |  agosto 15, 2008 en 11:32 pm

    Que bueno que este blog haya sido útil de alguna manera

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


PREGUNTA DE INDAGACIÓN

¿Siendo Colombia un pais con una problemática económica, social y política tan conflictiva, por qué se considera el segundo pais más feliz del mundo?

JUSTIFICACIÓN

Es realmente interesante que Colombia haya sido considerado como el segundo pais mas feliz del mundo cuando diariamente gran parte de su población atravieza por una situación de pobreza, hambre, desempleo y corrupción entre muchos otros, que hacen que generalmente nos quejemos y carguemos toda la culpa en los altos mandos del gobierno y el estado. Es increible que a pesar de ser juzgados ante el mundo como un país en guerra, de tercer mundo, un país violento con un terrible conflicto armado, sigamos siendo una nacion emprendedora, llena de mucha gente que todavía cree en Colombia y que a pesar de todos los problemas por los que atraviesa, casi siempre tiene una sonrisa en la cara y una actitud de ver la vida como una aventura en la que hay que ser felices. Esta es la situación por la cual surge esta pregunta a desarrollar en la cátedra de Formación Social de lo Humano por medio del proyecto de indagación, con el fin de entender mucho mejor esta paradójica situación y el perfil psicológico de los colombianos. Los invitamos a agregar sus opiniones y comentarios para enriquecer nuestro conocimiento sobre el tema o sobre otros temas relacionados. BIENVENIDOS!!!
noviembre 2006
L M X J V S D
« oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Blog Stats

  • 28,816 hits

VISITAS


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: